Dioses mitológicos de Grecia

La religión que se originó en Grecia y fue representada por un grupo de dioses mitológicos, dio pie a diversas creencias, ritos, mitos griegos, y culturas en el mundo antiguo que, llegaron a mantenerse por muchos años, hasta la actualidad.

La mitología Griega tuvo inicio en la creación de historias que, protagonizadas por los dioses y héroes griegos, pretendían explicar los orígenes, bases y fundamentos de la vida y de los múltiples aspectos que la conforman, como la muerte, la belleza, el arte, la cultura y los sentimientos humanos.

Aunque los dioses de grecia abundan, existe un determinado grupo que gozó de gran popularidad en el mundo antiguo y aún,  hoy en día, protagonizan películas, libros, esculturas y diversas artes.

Los griegos se encargaron de representar a sus deidades mitológicas a través de múltiples técnicas como las esculturas, pinturas y el arte, por lo que se tiene un registro perfecto y claro de la apariencia de estas figuras antiguas.

Dios Zeus: El gobernante del Olimpo, ciudad de los dioses. Suele ser representado como una figura masculina con un rayo. Símbolos como la balanza, el águila y el roble están asociados al  señor de los cielos. Júpiter es el Zeus romano.

Dioses mitológicosDiosa Hera: Es la deidad del vínculo sagrado del matrimonio, la familia y es la hija menor de los dioses Crono y  Rea, por lo tanto es hermana de Zeus y su esposa. Los símbolos que la representan son la fruta granada, el pavo real, el león y la vaca. Su versión romana es Juno, quien está casada con Júpiter, el Zeus romano.

Dios Poseidón: Es el regente del mar, los terremotos y de la criatura animal como el caballo. Sus representaciones incluyen a un hombre con un tridente, sin embargo figuras como el caballo, el toro, el delfín y el tridente lo encarnan por si solos. Es hijo de Crono y Rea, por lo tanto es hermano de Zeus y Hades. Su versión romana es Neptuno.

Dios Hades: Dios del inframundo, los fallecidos y la muerte. Es hermano se Zeus y Poseidón y es una de las figuras más populares y conocidas en todo el mundo. Su historia y personaje han sido representadas infinidades de veces en películas, obras de teatro, música y libros. Hades es una deidad conocida por sus malos actos y maldades. Los romanos lo llamaron Plutón y mantuvieron presentes esas cualidades que lo han dado a conocer.

Heracles o Hércules para los romanos: Es un semidiós o héroe, hijo de Zeus y Alcmena, hermanastro de Perseo. El más grande héroe griego, campeón olímpico y valiente luchador contra grandes monstruos. Al morir su parte humana, su parte sagrada se fue al Olimpo a vivir como Dios. La historia de Hércules o Heracles ha sido ampliamente difundida a lo largo de la historia, incluso  ha llegado a ser un icono para los más pequeños. El Rey Alejandro Magno admiraba profundamente a Heracles y siempre quiso imitar sus hazañas.

Dioniso: Al igual que Hércules, Dioniso es un semidiós, hijo también de Zeus y de la princesa tebana Sémele. Sin embargo Dioniso representa aspectos totalmente diferentes que los de Heracles o Hércules. Dioniso es la deidad de las fiestas, el vino, el éxtasis y expresiones artísticas como el teatro y la danza. Símbolos que lo personifican son una copa, los tigres, panteras, delfines, leopardos, la cabra, la vid y la hiedra. A Dioniso se le rendía culto y homenaje mediante danzas, obras teatrales y orgías. Era el patrón de las hetairas o damas cortesanas.  A su versión romana se le dio el nombre de Baco.

Dios Apolo o Febo: Apolo es el dios de aspectos positivos del ser humano, tales como lo son la luz, el sol, el aprendizaje, la sabiduría, la música, poesía, el arco y flecha, la lira, y además se le considera la deidad de la medicina y las profecías. Los símbolos que lo representan son los animales como el delfín, lobo,  cisne, ratón y también el sol, la lira y un arco y una flecha. Es resultado de la unión de los dioses Zeus y Leto, es hermano gemelo de la diosa Artemisa.

Ares o Marte para los romanos: Ares es indiscutiblemente el dios de la Guerra, las peleas y las grandes batallas. En la antigüedad, debido a las constantes campañas de guerra por la disputa de territorios, fue muy popular entre los soldados y combatientes, ya que, según la leyenda, Ares favorecía en batalla con la victoria a aquellos quienes le rindieran sacrificio o realizarán rituales en su nombre.

Ares es la deidad del derramamiento de sangre y es representado por símbolos de animales como  el buitre, jabalí, la serpiente, los perros y objetos como la lanza y el escudo. Esta deidad es hijo de Zeus y Hera. Aún en la actualidad se le vincula con el planeta Marte y en astrología, con los signos asignados por nacimiento también se les atribuyen aspectos de la personalidad a las personas que tienen el llamado planeta rojo como regente. También se le asocia al elemento fuego.

 

SIGUIENTE MITO:

MITO ANTERIOR: