Estructura del mito

 

La estructura del mito no responde a una regla estructurada en sí, sino por el contrario para entender un mito es importante comprender de antemano que este tipo de relato no obedece a ninguna regla lógica, ni natural ni mucho menos pre-estructurada, como ejemplo de esto podemos decir que en un mito las personas comunes pueden volar, o bien podemos decir que el relato comienza por el nacimiento de un dios y termina con la muerte de otro, este tipo de historias pueden no estar sujetas a la razón lógica y más bien están libres a la imaginación de quien creó el relato, por tal motivo poder identificar la estructura del mito se torna a primera vista algo completamente imposible.
Estructura del mito
Claro que al intentar clasificar un mito hay ciertos tipos de leyes que todos los cuentos e historias deben obedecer, un principio, un desarrollo y un final, resultan por ende sustancialmente necesarios para este tipo de mitos como para cualquier otra clase de historia en general, por tal motivo esto no es excluyente de la estructura del mito solamente.

Hay que entender que los mitos se originan en base a preguntas existenciales del ser humano, entonces parte de la estructura integral de todo mito se debe buscar e identificar el tipo de explicación que se está intentando dar, por tal motivo si el relato carece de sentido explicativo o informativo, entonces puede ser que el tipo de historia no sea un mito propiamente dicho, siempre el mito termina ofreciendo al lector o al receptor una moraleja, una enseñanza o algún tipo de aprendizaje que puede servirle en la vida útil de manera práctica, o bien al menos brindará algún tipo de conocimiento que el receptor considerará útil o informativo y que intentará siempre resolver algún tipo de duda.

Dentro de la estructura de todo mito no pueden faltar los protagonistas sobrenaturales, divinos, fantásticos y extraordinarios, éstos siempre toman participación activa dentro de la estructura del mito, independientemente del momento de su aparición siempre cambiarán radicalmente el curso de los acontecimientos.

Para finalizar no debe tomarse como extraño al momento de establecer la estructura de un mito en concreto el hecho de que pueden encontrarse varias versiones de un mismo mito, esto se debe a que originalmente los mitos eran transmitidos de boca en boca y de generación en generación, debido a este tipo de difusión era común que las versiones originales de las historias se deformen o distorsionen y para el período en que finalmente eran escritas ya existían muchas versiones del mismo mito, entonces el escritor se enfrentaba a la situación de escribir una historia promediando todas, o bien escribir varias historias relatando el mismo hecho.

SIGUIENTE MITO:

MITO ANTERIOR: