La Cabra con garras

El mito de la cabra con garras nos narra su origen conocido en la época colonial porque eran comunes estos animales en algunas partes del mundo y servían de mascotas domésticas. Sin embargo luego desaparecieron sin dejar menor rastro para las personas que durante mucho tiempo desconocieron sobre estos animales.

Más tarde, la cabra con garras volvió a aparecer para los ojos de un investigador que llegó inhóspitamente a las tierras de la India. Aunque algunos relatos dicen que él no viajó hasta la india, sino que la dueña de la cabra venía desde esas tierras con su animal en brazos, como si fuera doméstico nuevamente. Se sorprendió mucho el investigador cuando logró encontrar a lo que se consideraba extinto y ofreció diamantes a la mujer para poder llevarse por lo menos a la cabra que tenía en brazos, pensando claro que era la única que había.

cabraLa mujer le dijo que ella sabía dónde podía encontrar muchas más cabras iguales a la que llevaba como mascota y aquí nuevamente vuelve a cambiarse el relato según la ocasión. Algunos dicen que la mujer lo llevó silenciosamente hacia la cima de una montaña y cuando llegó estaba repleto de cabras con garras que lo despedazaron en solo un instante por considerarlo un invasor. Otros dicen en cambio, que el investigador se distrajo por un momento y en ese entonces la mujer aprovechó para escapar con su cabra y no develar ningún secreto al hombre que la instigaba. Lo que no se puede dudar es que algún día tal vez volveremos a ver este animal en alguna parte del mundo.

SIGUIENTE MITO:

MITO ANTERIOR: