Mito del sol y la luna

 

En una reunión de dioses se miraron todos asustados pensando quien querría hacer el sacrificio para ser el que alumbre el mundo, uno arrogante dijo que él sería, su nombre era Tecuciztécatl, pero entonces tenían que elegir a otro para que lo acompañe, allí es que eligieron por su buen corazón, aunque era feo y torpe en general a Nanahuatzin, él extrañado por el honor del cargo aceptó, luego de tantas palabras llegó la hora del sacrificio y Tecuciztécatl tenía que entrar en el fuego primero, pero su cobardía no se lo permitió, cuando llegó el turno de Nanahuatzin entró sin pensarlo y una luz radiante salía de allí mismo, entonces sucedió que al mismo tiempo se metió en el fuego Tecuciztécatl por celoso y más tarde en el poniente se vio el sol con todo su esplendor, brillaba tanto que ni siquiera podían mirarlo,Mito del sol y la luna pero esperando hasta la noche es que apareció la luna que fue el otro Dios que entró tarde al sacrificio.

SIGUIENTE MITO:

MITO ANTERIOR: