Mitos cortos infantiles

 

El mito del príncipe rana. Había una vez un joven apuesto príncipe que tuvo la desgracia de ofender a un hada malvada. Para vengarse a sí misma lo convirtió en una fea rana y lo puso en un pozo el cual estaba en el patio del palacio del Rey y en los días soleados, cuando el sol brillaba cálidamente, la joven hija del rey visita el poso. La pobre rana vio como una chica se sentó en el poso y al mirarla dijo: “Es la mujer más bonita que había visto nunca”.
Entonces la princesa escucho aquellas palabras y cuando vio dentro del pozo descubrió una fea rana de la cual se asustó y se calló dentro del pozo y empezó a llorar, entonces la rana le dice: “No llores princesa” entonces la princesa le dijo que quería salir del pazo y que estaba dispuesta a darle sus joyas, sus diamantes e incluso su corona. La rana le dijo que no quería nada más que el amor.

Mitos cortos infantilesLa princesa confusa no entendía lo quería, entonces la rana le dijo que quería vivir con ella en su palacio y que lo ame por siempre. La princesa acepto el trato y entonces la rana de un silbido llamo a una de las aves que volaba cerda del pozo y esta ave llamo a muchas más y entres muchas aves sacaron del pozo a la princesa y a la rana.
Entonces la princesa se llevó la rana hacia su castillo y como agradecimiento le dio un pequeño beso pero la rana voltio la cara y el beso ocurrió en la boca lo cual provoco las náuseas de la princesa pero la rana se sentía extraña y de repente se convirtió en el apuesto príncipe que era, la princesa se enamoró a primera vista y los dos se casaron y vivieron felices para siempre.

SIGUIENTE MITO:

MITO ANTERIOR: