Mitos de durango

 

El toro de los cuernos de oro. Existe un viejo mito en Durango sobre un toro con cuernos de oro. La historia dice que todos los días en el cerro del mercado aparece una cueva misteriosa, la cual está siempre cerrada, pero se abre por tan solo unos minutos durante la media noche. Existe un relato que se ha difundido fuertemente de persona a persona sobre un joven que pudo ver la cueva un día, resulta que él estaba caminando por el cerro cuando de repente vio a un gran toro negro con grandes cuernos de oro, dicen que este animal sale de la cueva siempre para custodiar la entrada de la cueva. Entonces el joven al ver el toro decide torearlo por diversión, al quitarlo de la entrada noto asombrado el hueco en el cerro, por lo que decidió entrar a ver, una vez dentro pudo observar asombrado un resplandor dorado muy fuerte, al acercarse pudo constatar que se trataba de un gran tesoro, al intentar tocarlo se le apareció una niña fantasmal que le dijo que el tesoro era de él, Mitos de durangose lo había ganado por ser el primero en encontrarlo, pero también le dijo que no se lo podría llevar de allí, en ese momento el toro volvió a la cueva, por lo que el joven salió corriendo espantado, al salir de la cueva ésta desapareció al instante y ya no la pudo volver a ver.

SIGUIENTE MITO:

MITO ANTERIOR: