Mitos prehispanicos

by Cuentista on 16/04/2013

 

Mitos prehispanicosLos hijos del sol. Según un mito Inca, cuando los dioses por fin terminaron de crear la tierra, estos bajaron a contemplar su nueva creación, durante días exploraron la tierra y fueron creando especies animales, una tras otra para habitar las diferentes regiones de la tierra.

Después de varios días, se detuvieron bajo una montaña, esta montaña era tan alta que sobrepasaba las grandes nubes blancas, los dioses acamparon durante toda la noche y contemplaron las estrellas en el cielo. Mientras pasaba la noche se percataron que hacía falta alguien que fuera capaz de cuidar la tierra pero no sabían cómo crearlo ni tampoco tenían el poder de hacerlo luego de crear tantas especies animales. Al día siguiente mientras salía el sol se dieron cuenta que los rayos de el eran lo suficientemente fuertes como para utilizarlos como fuente de energía para crear a los seres que cuidarían la tierra.

Los dioses utilizaron los rayos del sol para poder crear a las personas, quienes tendrían que cuidar la tierra cuando los dioses regresaron al cielo.
Mitos prehispanicosEl lago Nahuel. Cuenta los indios que hace mucho tiempo existía una bella joven llamada Maitén, la cual todos los días acudía al lago Nahuel, uno de esos días dos pescadores de un pueblo cercano pasaron cerca del rio. Cuando ambos de detuvieron a pescar lograron ver en una de las orillas del lago a la bella joven.

Cuando ambos pescadores la observaron estos quedaron completamente enamorados de ella, pronto comenzó la discusión sobre quien debería ir con ella, pero no llegaban a una decisión porque ambos querían ir. Fue entonces cuando decidieron acudir con una india adivina, ella les dijo que solo aquel que fue lo suficientemente capaz para arriesgar su vida por ella merecería su amor.
Al día siguiente la adivina durmió a Maitén con una poción mientras ella se encontraba en la orilla del rio, luego la subió a una pequeña balsa y la dejo ir. Cuando ambos pescadores llegaron observaron como la balsa salía del lago y se dirigía a un rio donde era seguro que la balsa se rompería por las piedras.
Solo uno de los pescadores fue la suficiente valiente como para arrojarse al rio e intentar salvar a Maitén, pero pese a sus esfuerzos la balsa se hundió junto con Maitén. El genio del lago al ver esto decidió intervenir, y convirtió al pescador y Maitén en aves, estas rápidamente salieron y comenzaron a volar.

Leave a Comment

MITO ANTERIOR:

SIGUIENTE MITO: