Mitos urbanos cortos

 

El Hombre sin Ojos. Un hombre sin ojos se ve subir y bajar de una estación de tren, él tiene los párpados caídos por esta condición, nadie sabe si se trata del alma de alguien que simplemente se tiró en modo de suicidio a las vías del tren y por eso aparece allí, o si antes de morir le habrían quitado los ojos, cualquiera sea la forma en la que haya sucedido, su alma vaga por los andenes y se le atribuyen toda clase de poderes mágicos a los ojos faltantes de esta persona, dicen que quien los pudiera encontrar tendría consigo los poderes dichos.