Un mito maya

Se encontraba un indio que quería mucho su vida, pero también era una persona de lo más inteligente, él era de origen Maya y quiso desafiar al Diablo que ellos lo conocían con el nombre de Kizin, lo invocó y al tenerlo enfrente le dijo que le daría su alma entera a cambio de 7 deseos, en cualquier momento tal vez no hubiera aceptado la oferta Kizin, pero en este caso fue diferente porque él era un hombre bueno que nunca llegaría al infierno por sus propios medios, entonces aceptó darle un deseo por día.

maya mitosEl primero de los deseos fue entonces como muchos lo hubieran deseado, tener mucho dinero y así lo tuvo, el segundo deseo fue gozar de una excelente salud y también la tuvo, en tercer lugar quiso él tener toda la comida que pudiera comer y disfrutó hasta cansarse, pidió muchas mujeres como cuarto deseo y tuvo todas las que quiso, cuando pidió en quinto lugar poder, también le fue concedido haciéndose el cacique del lugar, pidió viajes y lo hizo por todos lados en un segundo, luego llegó el último deseo que sería el número siete y aquí estaba la trampa, él le dio unos frijoles a Kizin y le dijo que ahora quería que los lavara hasta que les queden blancos, así fue que no pudo llevarse su alma inocente y cambio las reglas para que haya frijoles negros, blancos, amarillos y rojos, de modo que nunca más un humano lo vuelva a engañar de dicha manera tan vergonzosa.

SIGUIENTE MITO:

MITO ANTERIOR: