Mito de Yamamba

La cultura japonesa esconde una gran cantidad de mitos y rituales dignos de admiración y con motivos suficientes para luchar a su lado, de hecho, la cultura occidental siempre ha tenido  gran curiosidad por estos asiáticos que además, son muy herméticos. Aunque no todo se puede esconder.

Y precisamente al tratarse de un mito de miedo y misterio, es más difícil esconder algo, como el caso de Yamamba, el demonio japonés de la montaña, un alma en pena que según los habitantes cercanos, se trata de los espíritus acumulados de aquellos ancianos que murieron abandonados en la época de hambruna de aquella nación.

Pero ahora, lejos de cualquier sufrimiento, se encarga de devorar de un bocado a todos aquellos viajeros que se pierden en la montaña o que simplemente, habitan en la misma con malos pensamientos o abandonan a sus seres queridos.

Mito de YamambaCon un aspecto que a ciencia cierta no se conoce con exactitud, lo que sí se asegura es que es realmente nauseabundo, digno de causar los peores sentimientos y sensaciones en nuestro estómago al verlo, sin embargo, para atraer a sus víctimas, utiliza una especie de magia que le permite cambiar su físico para convertirse en una persona muy atractiva o inofensiva, depende de la necesidad y su humor.

Con respecto al modo de acabar con sus víctimas, también depende de su humor y la situación, ya que así como puede sentir hambre y devorar a quien pase cerca de su hogar, también sabe fabricar potentes venenos que en un segundo acabará con la vida de quien pase cerca.

Este demonio siempre ha estado ligado a la cultura japonesa al punto en el que hace unos años, como parte de una movida social en los más jóvenes, las chicas adolescentes que abusaban del bronceada y el maquillaje blanco en su rostro, eran denominadas como Yamamba.

SIGUIENTE MITO:

MITO ANTERIOR: